Los recortes sociosanitarios en Castilla-La Mancha

La presidenta de la región de Castilla -La Mancha y secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha presentado recientemente un paquete de medidas para paliar los efectos adversos de la crisis sistémica en la que está inmerso la tierra de Don Quixote debido principalmente a factores como el alto déficit de las cuentas públicas y la alta tasa de desempleo.

Como sabemos, las competencias en materia sanitaria en España dependen directamente de las comunidades autónomas por lo que sus mandatarios gestionan y gobiernan en base a las ideas del partido político que les representa y ajustándose a las necesidades de los ciudadanos.

La ‘dieta Cospedal’ es una metáfora sarcástica que alude al recorte en los servicios públicos sanitarios que va a realizar en centros de salud, hospitales y personal adherido a este sector la nueva presidenta Cospedal García para que dependen de inversión privada o gestión mixta que va a suponer pérdidas de empleo, aumento de horario laboral a funcionarios y un recorte de sueldo de un 3% que afectará a 70.000 personas.

En el apartado sanitaria los más perjudicados por los recortes serán los hospitales de Almansa, Villarrobledo, Tomelloso y Manzanares donde se fomentará la gestión público-privada que supondrá un ahorro de 37,4 millones de euros necesarios económicamente dado que Castilla-La Mancha, con un desequilibrio del 4,4% y una previsión de terminar el año en torno al 9,7% es la comunidad que presenta una mayor desproporción en sus cuetnas públicas.

Por su parte, el PSOE de Castilla -La Mancha ha criticado los recortes con dureza y el anuncio público de los mismos en una comunidad distinta a donde se van a aplicar. La secretaria de Comunicación del PSOE de Castilla-La Mancha, Esther Padilla, ha señalado que “los nuevos recortes de 350 millones de euros que Cospedal ha anunciado pero aún no ha concretado va a suponer menos derechos, más déficit y más paro en la línea de lo que viene haciendo”.

Plan de medidas de ahorro

Aumento de la jornada laboral de los 70.000 funcionarios de la comunidad de 35 a 37,5 horas. Reducción en un 3% bruto del sueldo. Ahorro: 100 millones.

Gestión público-privada de los hospitales de Almansa, Villarrobledo, Tomelloso y Manzanares. Ahorro: 37,4 millones.

Freno a la demanda inapropiada de los servicios sociosanitarios. Ahorro: 11,9 millones.

Supresión de la gratuidad universal de los libros de texto. Ahorro: 10,9 millones.

Reducción de la aportación a la Universidad de Castilla-La Mancha a 53,3 millones anuales.

Reducción de la inversión en infraestructuras. Ahorro: 134,5 millones.

Reducción de la aportación a la radiotelevisión regional en 12,5 millones.

Subasta de los Audi oficiales de los consejeros que pasarán a conducir coches de gama media obtenidos mediante renting.

Menús de 17 euros. Los consejeros o las personas expresamente autorizadas por ellos solo podrán celebrar almuerzos o comidas por ese importe.

Renuncia a las pagas extra de los consejeros.

Anuncios